Iguala
Clausura José Luis Díaz Milanesio edificio en pésimas condiciones

Demandan alumnos de la "Jaime Torres Bodet" once aulas nuevas

Noticias Relacionadas
 No hay Notas Relacionadas
Alrededor de mil estudiantes de la Escuela Secundaria “Jaime Torres Bodet”, así como padres de familia encabezados por los dos Comités de la Sociedad de Padres de Fa...

Por : Pedro González Téllez 

Alrededor de mil estudiantes de la Escuela Secundaria “Jaime Torres Bodet”, así como padres de familia encabezados por los dos Comités de la Sociedad de Padres de Familia, de los turnos matutino y vespertino, se manifestaron ayer en protesta en el palacio municipal, para demandar del presidente municipal, Raúl Tovar Tavera y de la Secretaria de Educación Guerrero (SEG), Silvia Romero Suárez, el inicio inmediato de once aulas que se encuentran en riesgo de desplomarse, afectadas por los temblores de tierra que últimamente están registrándose en el estado.
A las 10:00 de la mañana, cientos de estudiantes se concentraron en el centro de la plaza de la escuela, organizados por padres de familia y coordinados por las dos jóvenes presidentas de los Comités de la Sociedad de Padres de Familia de los turnos matutino y vespertino, Mayra Miranda Castillo y Esmeralda Vergara Zavaleta, respectivamente.
El recorrido se inició alrededor de las 11:00 de la mañana, trasladándose el grueso del contingente desde el bulevar “Colegio Militar” por la avenida Bandera Nacional, hasta llegar a la antigua explanada municipal, en donde realizaron un plantón y con gritos de protesta demandaron la presencia del alcalde Raúl Tovar Tavera, para que les cumpliera con entregarles una barda perimetral y solicitara la intervención de la titular de la SEG, Silvia Romero Suárez, para que ordenara el inicio de los trabajos de la nueva construcción de once aulas que se encuentran en riesgo de desplomarse y causar daños a cientos de alumnos que reciben clases de manera peligrosa.
Enseguida se les notificó que serían recibidos por el presidente municipal, Raúl Tovar Tavera, pero en ese instante los alumnos, en estampida y con riesgo de atropellarse y causar daños a quienes pudieran haber caído por accidente, subieron las escalinatas a la parte alta del edificio, luego, regresaron por donde llegaron de igual manera en tropel con el peligro de sufrir lesiones.
Poco después, los representantes del Comité de la Sociedad de Padres de Familia de los dos turnos, fueron recibidos por el alcalde, luego fue llamado el profesor Efraín Soto Bahena, encargado de la dirección de este plantel educativo, para que se acordara lo que se haría en estos momentos, comprometiéndose Raúl Tovar, a programar la construcción de la barda perimetral, enviar a los responsables de Protección Civil y de la Secretaría de Desarrollo Urbano y de Obras Públicas, Joel Adalid Salgado Adame y José Luis Díaz Milanesio, para clausurar las dañadas aulas, pero también se comprometió a solicitar la presencia de la titular de la SEG, Silvia Romero Suárez, para dar una respuesta a esta demanda generalizada.
Más tarde, solamente el secretario de Desarrollo Urbano y de Obras Públicas, José Luis Díaz Milanesio, acompañado del director Operativo de Obras Públicas, Román Ramírez Rojas, acudieron a la escuela “Jaime Torres Bodet”, para realizar la clausura de las aulas dañadas por los últimos sismos registrados y aunque en un principio el subdirector del turno vespertino de la escuela, Manuel Bárcenas Nava se opuso a la pega de sellos, Díaz Milanesio le dio amplia explicación del beneficio que tendrían los alumnos y que solamente de esta manera las autoridades de la SEG tomarían el caso en sus manos, porque reconoció que el edificio podría desplomarse con cualquiera de las otras réplicas del sismo que pudiesen registrarse.
Y así, luego de recorrer las instalaciones, el secretario de Desarrollo y Obras Públicas, procedió a rendir su reporte para que el presidente municipal, Raúl Tovar, tenga conocimiento del peligro que se cierne en los alumnos porque lamentó que el edificio esté en condiciones deplorables, desde las paredes cuarteadas, los pisos levantados por las raíces de los árboles y las filtraciones de aguas por el techo deteriorada por los 39 años que tiene de antigüedad esta escuela y hasta la fecha no ha recibido ningún tipo de mantenimiento, pero ahora corre el riesgo de desplomarse si antes no lo destruyen y se construyen otras once aulas nuevas que garantice la integridad de los alumnos y de los mismos maestros.
Cabe apuntar que por separado, el maestro Efraín Soto Bahena, informó que la próxima semana, la titular de la SEG, Silvia Romero Suárez, estará en Iguala para poner la primera piedra de las once nuevas aulas que están a punto de desplomarse. Por cierto, ayer, cuando se inició la marcha de protesta de los alumnos y padres de familia de esta escuela, por enésima ocasión volvió a temblar, se dice que la replica fue de 5.5 grados en la escala de Richter.

Copyright: Diario 21